Facebook y la publicidad ¿Cómo ha evolucionado en estos años?

Facebook y la publicidad ¿Cómo ha evolucionado en estos años?

Febrero 2019

Facebook y los anuncios de publicidad en sus inicios

El 4 de febrero de 2004 fue el pistoletazo de salida de Facebook y en este tiempo la compañía de Mark Zuckerberg ha creado un gran impacto a nivel global en muchos aspectos de nuestro vida. No solo a nivel personal y de interacción con nuestros amigos y familiares, también a nivel empresarial ha supuesto todo un cambio, sobre todo en el mundo publicitario al que pertenecemos.

Los anuncios es algo que ha formado siempre parte de Facebook, aunque en sus inicios era un elemento más secundario, ya que lo que se primaba más era la interacción entre usuarios. Los «Facebook Flyer» estaban pensados para promocionar negocios y eventos a nivel local por lo que se buscaba una relación mucho más cercana con respecto a la gente que era impactada por estos anuncios.

En 2005, un año después de su creación, empezaron a desembarcar grandes marcas como Apple y Victoria´s Secret, las cuales empezaron a ver una posibilidad de negocio en este entorno, principalmente a través de CPA (coste por adquisición). Desde luego hay que poner en contexto esta apuesta, ya que por aquel entonces en la inmensa mayoría de empresas no se percibía toda la posiblidad de negocio que se podía generar y mucho menos había estructura de equipos y conocimiento para llevarlo a cabo, por lo que se fue convirtiendo poco a poco en un «learning by doing».

La creación de páginas las «Fan Pages»

A nivel empresarial un gran salto supuso la creación de las «Fan pages», con ellas las compañias podían desarrollar de una manera más marcada una estrategia definida. Desde este punto se pasó a disponer de un mejor continente donde poder desplegar las acciones que marcaran la personlidad de cada marca y alcanzar sus objetivos.

El cambio de algoritmo y sus consecuencias para las empresas

Hasta este punto se podía considerar que existía un idilio entre las marcas y Facebook. Las primeras disponían de una plataforma donde los usuarios no paraban de crecer día tras día y lo mejor de todo, a un coste irrosorio. Por su parte Facebook veía como las marcas volcaban gran cantidad de contenido, lo que conllevaba a más interaciones y por ende, mayor volcado de datos de los que disponer y desarrollar sus acciones.

En este punto, y con Facebook cada vez con una mayor posición de fuerza (si cabe), la compañia de Zuckerberg empezó a «juguetear» con su algoritmo y lo que unos cuantos empezaban a sospechar se acabó confirmando. A partir del cambio de algoritmo se ha vuelto harto complicado tener visibilidad en el muro de tus seguidores si no lo haces a través de inversión. El posicionamiento orgánico se ha vuelto en una tarea titánica, sobre todo si eres una pequeña empresa o tu número de seguidores no es muy alto. El camino que te queda si quieres ser relevante es el de pasar por caja.

¡Show me the money!

A partir de la confirmación de esta tendencia hay gente que se ha rasgado las vestidura y ha manifestado pensamientos tales como: «¡menuda estafa! ¡Facebook solo quiere sacarnos dinero!». A todos ellos decirles que, por increible que parezca, Facebook no ha sido, ni es, una hermanita de la  caridad. Su volumen de negocio se basa en la inmensa cantidad de datos que posee, y si quieres aprovecharte de ellos has de pasar por la ventanilla de pagos. Podrá gustarte más o menos, pero es la forma en la que esta montado el negocio y darle la espalda a una plataforma con mas de 2.200.millones de usuarios a nivel global creemos que es dejar pasar una oportunidad que dudamos que tu negocio se deba permitir.

 

¿Cómo será el futuro de Facebook y la publicidad?

Pese a este mareo de datos, no todo es positivo para Facebook y desde luego tiene deberes que afrontar de cara a un futuro. La preocupación por parte de los usuarios sobre como es el tratamiento de sus datos es un tema que esta encima de la mesa, y casos como el de Cambridge Analytica o la injerencia de hackers rusos en la elecciones a la presidencia de Estados Unidos, han hecho mella a la compañía, de tal manera que mucha gente ha empezado a dejar de usar la plataforma. Si Facebook empieza a perder usuarios e interacciones puede ser su talón de aquiles, por lo que mucho deberá vigilar para que esto no ocurra y no pase a engrosar la lista de empresas como Kodak o Nokia.